Reconocimiento facial

Reconocimiento facial, algunos usos curiosos

Si estás leyendo este blog, seguramente estés interesado en la tecnología o en la organización de eventos. Sea por la primera o la segunda, seguro que estarás al día en innovación. Por lo que no vamos a descubrirte el reconocimiento facial, que seguro que ya lo conoces. Pero vamos a recopilar algunos usos muy interesantes y otros, como mínimo, curiosos. Quién sabe, igual descubres uno nuevo que todavía no conocías.

 

“Sales en esta foto”

Las redes sociales están a la última en tecnología. Lo cual les lleva a estar al día también en reconocimiento facial. Por eso, no es de extrañar que la propia red te informe de fotos en las que apareces sin que nadie te haya etiquetado. Función restringida en algunos países por las normas de privacidad, pero en auge en muchos otros. ¿Será una ventaja poder saber cuándo alguien publica una foto contigo sin avisarte o una violación de la privacidad que la red social pueda identificar tu cara?

Clientes de toda la vida

Nos encanta llegar a un bar y que el camarero nos conozca tanto que nos salude con un “¿café y pincho de tortilla?”. Pues lo mismo  intentan conseguir con esta tecnología. Creando una base de datos de los clientes que permita que al llegar al restaurante, pueda llamarte por tu nombre y ofrecerte lo que más te guste.

Detención de criminales gracias a unas gafas de reconocimiento facial

Puede sonar a película de ciencia ficción, pero en China ya lo han probado. Los agentes se posicionan en zonas transitadas y gracias a unas gafas equipadas con una cámara, son capaces de encontrar entre la aglomeración a sospechosos registrados en la base de datos policial. Ya han conseguido realizar las primeras detenciones.

Analizar emociones

De esta ya hablamos en nuestro post sobre biometría en eventos. Sí, el reconocimiento facial puede servir para saber si estás enfadado o alegre, si lo que estás viendo te gusta o te disgusta. Esto se vuelve muy útil para los grandes eventos, en los que podríamos saber, por ejemplo, la parte de la conferencia que más ha satisfecho al asistente. Lo  mismo podría servir para estudiar la atención de los estudiantes en una clase o la reacción de los clientes de un restaurante.

Tu cara como contraseña

Ya hemos visto los móviles que se desbloquean gracias al reconocimiento facial. Pero eso no es todo, tu cara puede servir como contraseña para eventos privados, habitaciones de hotel o zonas restringidas en tu empresa.

Existen muchos más ejemplos como el retoque fotográfico, búsqueda de personas desaparecidas o los pagos online. ¿Se te ocurre alguno más o has probado alguna vez el reconocimiento facial? Puedes contarnos tu experiencia a través del email o redes sociales.

Más posts sobre tecnología en nuestro blog
VISITA EL BLOG