WiFi en comunidades de vecinos

Compartir WiFi con los vecinos

Actualmente casi todos los hogares tienen conexión WiFi, ¿tiene sentido que en un edificio cada uno tenga su propio router?

Cada vez se realizan más instalaciones WiFi en zonas residenciales

Hogares conectados

En la mayoría de hogares podemos encontrar un router y es que, en las grandes ciudades, casi todas las casas están conectadas. Al ver las redes inalámbricas disponibles, podemos ver una larga lista de redes que nos rodean. Pero entonces, si en tan poco espacio encontramos tantas redes disponibles, ¿no podríamos compartir WiFi con nuestros vecinos?

Compartir WiFi con el vecino

Sí, podemos hacerlo. Y no, no nos referimos a darle tu contraseña al vecino de arriba y compartir gastos. Sería poco útil, ya que obviamente, habría mucha diferencia en la señal de conexión dependiendo de quién tenga el router en su casa y probablemente éste no esté preparado para grandes distancias ni demasiada concurrencia.

Una línea compartida

Estamos hablando de servicios específicos para comunidades de vecinos en las que los habitantes del edificio no tienen que poseer una red y un router individual. Sino que pueden compartir 4 líneas entre 40, por ejemplo, ahorrando costes y adaptando la red a sus necesidades.

La instalación se simplificaría enormemente, podría tratarse de un gasto más de comunidad, trabajar con un único proveedor y no existiría tanto ruido de redes que se solapasen.

Seguridad y privacidad

Cada vecino dispone de un usuario y claves privadas, lo cual otorga mayor seguridad y privacidad a la red. Además podría registrarse la actividad en red para detectar posibles delitos o fraudes.

Además, somos de la opinión que más vale una red WiFi de calidad que muchas redes escasas. De esta forma, una red común podría tener la suficiente fuerza como para ofrecer soluciones ante caídas elécticas, fallos de línea, etc.

¿Quieres saber más? Infórmate en nuestra página sobre WiFi en zonas residenciales
Accede a la página