Realidad virtual vs. Realidad aumentada

¿Realidad virtual, realidad aumentada o realidad mixta?

Seguro que has oído hablar de realidad virtual, realidad aumenta o realidad mixta. ¿Pero sabes exactamente en qué se diferencian?

 

Realidad virtual

La realidad virtual, virtual reality (VR), es la tecnología que ofrece la sensación de estar inmerso en un entorno simulado. La forma más conocida de conseguirlo es a través de las gafas de realidad virtual. Se pueden combinar con otros dispositivos como trajes especiales, auriculares o guantes de datos para dar mayor sensación de realidad. Y aunque lo primero que nos venga a la cabeza la increíble experiencia que puede ser jugar a un videojuego con esto, existen muchos otros campos en los que es de gran utilidad, como los entrenamientos, simulaciones de vuelo o estudios en medicina.

Realidad aumentada

Mientras que  la realidad virtual pretende ser una inmersión total en otro mundo, la realidad aumentada juega con nuestra realidad para agregarle elementos virtuales gracias a la tecnología. El ejemplo más común serían los conocidos juegos del móvil. A través de la pantalla y la cámara del móvil, podemos ver un personaje o imagen agregado a nuestra realidad. Se le han encontrado algunas utilidades fuera de los juegos, como las guías turísticas que permiten enfocar un monumento o una escultura y en nuestra pantalla agregará la información pertinente. Para ello pueden usarse cascos o gafas diseñados aposta o dispositivos móviles como el smartphone o la tablet.

Realidad mixta

Como su propio nombre indica, se trata de una realidad híbrida entre la realidad aumentada y la realidad virtual. Esta combinación da el resultado de espacios en el que interactúan objetos virtuales con objetos reales. A diferencia de la realidad aumentada, no son objetos virtuales superpuestos en una realidad, sino que ambos interactúan entre sí. Por ejemplo, a través de unas gafas podemos sumergirnos en un espacio que, a diferencia de la realidad virtual, toma las medidas del espacio en el que estamos, como haría la realidad aumentada, pero no se trata del mismo lugar.

Su uso en los eventos

Los eventos cada vez integran más y mejor las nuevas tecnologías. Hemos encontrado varios ejemplos en distintos eventos y dan al asistente una experiencia que difícilmente va a olvidar. Es cierto que la realidad virtual es más individualista ya que no suele tratarse de una actividad grupal. Aunque un videojuego con pantalla en la que los asistentes puedan ver al participante resulta muy atractivo en el stand. O el ejemplo que os traemos en la imagen de la Feria del automóvil de Frankfurt en el que invitan a una inmersión total al visitante con cascos, asiento móviles y gafas.

Por otra parte, la realidad aumentada sería muy útil en un macroevento para otorgar información a través del móvil. ¿Un ejemplo? Poder enfocar con el móvil a un grupo de un festival y que en la misma pantalla nos aparezca la banda, los horarios y otros datos relevantes. Ya sea la realidad aumentada, virtual o mixta, lo cierto es que ninguna deja indiferente a los asistentes, solo hay que saber integrarlas de manera creativa a nuestros eventos.

Más posts sobre organización de eventos en nuestro blog
VISITA EL BLOG