Organización de eventos sostenibles

Cómo organizar un evento sostenible

Cada vez somos más conscientes de la necesidad de pensar en el medio ambiente en nuestro día a día. Y eso no excluye a los eventos, por lo que, afortunadamente, cada día están más de moda los eventos sostenibles.

 

¿En qué se caracteriza un evento sostenible?

Este tipo de eventos están diseñados para tener el menor impacto negativo posible en el medio ambiente e incluso, a ser posible, realizar una aportación positiva para la naturaleza, el medio o la comunidad. Aunque un evento 100% sostenible requiere de un certificado de sostenibilidad que lo verifique, existen muchos detalles que pueden acercarnos a realizar un evento de esta naturaleza. En este post intentaremos recoger algunas de las características que hacen los hacen únicos y sus ventajas.

Transporte

Elegir lugares accesibles con transporte público para que los asistentes no se vean obligados a usar el transporte privado. Sabemos que existen macroeventos para los que es casi imposible encontrar una localización adecuada y además, bien situada. Para esto, muchos festivales y ferias optan por poner a disposición transporte propio. Un autobús que acerque a los pasajeros a zonas más céntricas sería una buena idea para disminuir el impacto medioambiental de la cantidad de coches que podría acudir a un evento de tales dimensiones.

Tecnología para sustituir al papel

Casi todos tenemos un móvil, ¿por qué gastar papel para las acreditaciones? Podemos dar la posibilidad de imprimirlas para quien no disponga de un dispositivo, pero permitir el acceso a través de QR nos ahorraría mucho papel. Lo mismo con los carteles de programación, avisos o invitaciones que pueden ser sustituidos con pantallas durante el evento, redes sociales o emails. Antes de imprimir, ¿es necesario o podemos aprovechar los recursos que ya tenemos? Y cuando le demos al botón de imprimir: papel reciclado.

catering-evento-sostenible

Kilómetro Cero

Trabajar con proveedores y productos de proximidad ayuda a reducir el impacto medioambiental que supone el transporte y fomenta el comercio local. En el sector alimentario existen muchas alternativas de consumo ecológico cerca de nosotros que podemos aprovechar para el catering. Estamos rodeados de una cultura gastronómica inigualable, si además optamos por productos de temporada, los asistentes lo notarán en la calidad del catering.

El lugar, también sostenible

Una localización sostenible debe tener en cuenta muchos factores. La primera que no se escapa a primera vista, ¿aprovecha la luz solar? Por otra parte, conocer el tratamiento de la energía, el aislamiento para mantener la temperatura, el control de los residuos o los materiales de construcción nos ayudarán a conocer su impacto. Así que, ¿cuanta luz necesitaremos?, ¿tendremos que usar sistemas de ventilación eléctricos o calefacción?, ¿podemos añadir papeleras de reciclaje? En verano y primavera, siempre podremos aprovechar para realizar el evento al aire libre.

Materiales

¿De verdad lo necesito? Es la primera pregunta que deberíamos hacernos. Si no hay necesidad, supone un gasto menos. Por otra parte, a menudo buscamos algo exclusivo para ese evento y terminamos recurriendo al “usar y tirar”. O aunque lo vayamos a reutilizar, no queremos o podemos guardarlo para el siguiente evento. Pero podemos recurrir a proveedores que nos alquilen el material. Si no podemos evitar algún producto de un solo uso, siempre podemos optar por materiales reciclados o biodegradables, tintas ecológicas, optar por madera o cartón antes que plástico, etc. Y sobre todo, no malgastar y escoger un catering justo para que no falte ni sobre.

Ventajas para los organizadores

De acuerdo, ya conocemos algunas de las características que harían de nuestro evento un poco más sostenible para el entorno y somos conscientes de las ventajas para el medio ambiente. ¿Pero qué ventajas tiene para el organizador? A menudo se tiene la convicción de que lo ecológico siempre es más caro, pero parémonos un momento a pensar. Organizar un evento sostenible supone escoger bien cada detalle para no malgastar nada, por lo que supone un ahorro para el organizador. Sin contar con la imagen positiva que implica dar a conocer la naturaleza del evento, pero de la comunicación hablaremos en el siguiente punto.

Comunicación y responsabilidad

Como empresas somos responsables del impacto social y medioambiental que realizamos, los asistentes y clientes son conscientes de esto. Por ello, un evento sostenible presume una demostración de nuestra responsabilidad con el ambiente. Además, comunicar cada detalle hará a los asistentes sentirse partícipes de una experiencia amigable con el entorno.

Más posts sobre organización de eventos en nuestro blog
VISITA EL BLOG