Big Data en eventos

Big Data en eventos

Recoger datos para conocer a nuestros asistentes, interactuar con ellos y saber qué les gusta. El big data nos sirve para relacionar un volumen enorme de datos y poder predecir ciertos comportamientos. De esta forma, cuantos más datos hayamos recopilado, podremos saber qué es lo que mejor funciona.

Los datos están ahí, sólo hay que saber mirarlos y darles una utilidad. ¿Cómo? Por ejemplo, con mapas de calor podríamos conocer las zonas más frecuentadas de una feria, un festival o cualquier otro tipo de evento. Esto nos ayudaría en próximos eventos a distribuir el espacio conforme los intereses de los asistentes. O pongamos que estamos en un congreso, conocer el nivel de asistencia a las ponencias y la participación nos puede indicar los temas que atraen más el interés y los que menos.

Recopilando la información

Todo este tipo de información es fácil de recopilar gracias a la tecnología, sobre todo en eventos masivos. Uno de los grandes problemas del big data es que recopilamos información que luego no sabemos cómo interpretar. O ni siquiera se recopila cuando contamos con las herramientas necesarias. Por ejemplo, a través de una red WiFi podríamos analizar el tipo de asistentes, calcular el volumen de personas que se han conectado e incluso podríamos recopilar datos como su profesión o ciudad de residencia, con el consentimiento del asistente (con una welcome page, por ejemplo). El registro es otro de los métodos más utilizados para obtener datos, ya que suele ser obligatorio para acudir al evento. Sabremos el volumen de personas que han asistido, las horas y días de mayor afluencia e incluso algún dato más que se haya solicitado para ingresar. La biometría y el reconocimiento facial sería otro método para recopilar datos, como identificar los rasgos de las personas y poder hacer una estimación de edad.

Por lo tanto, demos utilidad a toda la información que tenemos al alcance de nuestra mano. No sólo conocemos mejor a nuestros asistentes, sino que todos estos datos nos ayudarán a organizar cada vez mejores eventos. ¿De qué sirve toda la información si no la analizamos, estudiamos y nos empuja a crecer?

Más posts sobre organización de eventos en nuestro blog
VISITA EL BLOG